Un viaje del héroe

Dorothy

Mucho se ha escrito sobre este tema, incluso hay grandes historias, reales o ficticias, que son grandes metáforas al respecto.

Al fin y al cabo, el Viaje del Héroe, no es más que, los ciclos de nuestra vida, que empiezan y acaban, con cada paso adelante en nuestro crecimiento personal. Cuando tomamos la decisión de salir de una zona o ambiente confortable pero paralizante, en busca de nuestra esencia, de nuestro verdadero yo, evolucionando en pos de lo que ya somos, de lo que hemos venido a ser, y que a medida que vamos recordando y nos atrevemos, estamos destinados a alcanzar.

Pero si hay, bajo mi punto de vista, una alegoría sobre el viaje del héroe que sobre sale de las demás es: “El Maravilloso Mago de Oz”

Hoy me gustaría daros algunas ideas al respecto, para que cada uno de vosotros, pueda identificar en qué punto de su viaje actual se encuentra. Lo haré enumerando los personajes y viendo qué función cumplen en las diferentes etapas.

La llamada: muchas veces escuchamos esa voz interior que nos llama, nos avisa para que nos demos cuenta que hemos de salir de ese mundo conocido o zona de confort. Otras veces no es tan sutil, necesitamos una sacudida, una situación límite para que veamos con claridad y a ese estruendo, bien podríamos denominarle la llamada de nuestra alma. Esto nos hace tomar conciencia y afrontar con valentía el reto de la aventura que se ha abierto ante nosotros. Como Dorothy, que toma esa decisión tras sufrir un tornado.

El rechazo: Aparecen los miedos, la falta de valor, lo desconocido, lo no controlado. En este caso, Dorothy prefiere huir a enfrentarse a los conflictos creados por Totó (Su perrito). Lo que ella no sabe que al rechazar esta llamada, en realidad ha comenzado su viaje, pues su huida es una escapada hacia delante. Esto también nos ha pasado más de una vez a alguno de nosotros.

Los mentores: Al iniciar nuestro viaje, aparecen los mentores, las personas que creen en nosotros incluso más que nosotros mismos, que nos van a facilitar la aceptación de esa llamada y que nos van a entregar algunas herramientas para seguir adelante, con confianza. Dorothy se encuentra con el Hada que, no solo le muestra por donde iniciar el camino a Oz (el de baldosas amarillas), sino que también le entrega un calzado especial. Por tanto, presta atención a las personas que vas encontrando a lo largo de tu viaje.

El umbral: Atrévete!!! No hay nada más gráfico que “cruzar el umbral”. Ya hemos reconocido que, donde estamos, no queremos estar, por tanto, la opción que nos queda es: ir en pos de lo que sí queremos.

Afrontar y transformar tus demonios: Esta podría ser la parte más larga y más dura de tu viaje. Es tiempo de superar pruebas, de enfréntate a ti mismo o a ti misma y a lo que no te gusta de ti, para liberarlo y crecer.

Dorothy se encuentra en esta etapa con diferentes personajes y sus significados:

Espantapájaros: libertad de pensamiento, que es justo lo que quiere pedirle al mago al llegar a Oz.

Hombre de hojalata: Capacidad de sentir, hacer que su corazón recupere su capacidad.

León cobarde: confianza en la propia valía, pues es una fiera que perdió su esencia por los miedos.

Estos tres espejos a los que se enfrenta la niña, son sus propios demonios, lucha de mente, corazón y sentimientos (Alma).

Acompañándola en un tramo del viaje, hará que los transforme y se dé cuenta de que todo el potencial reside para expandirse o se quedará dormido en nuestro interior.

Por último, aparecen las “brujas malas”, nuestras creencias limitantes, que nos van a poner todo tipo de obstáculos, que deberemos ir superando.

Desarrollo el ser interior: Las brujas buenas, que en un principio nos muestran nuestro potencial interior, que es desde ahí, y no desde el exterior, que se va a generar nuestra transformación a nivel mental, emocional y en ocasiones, también física.

La transformación: Es en realidad el camino, el trayecto y sus acontecimientos, el que genera el cambio transformador en ti, no tanto el destino al que quieres llegar. En este caso, como en cualquier viaje que hacemos en nuestra vida personal, Oz, no deja de ser más que, nosotros mismo en un estadio más evolucionado, el escalón siguiente al que comenzamos.

El regreso a casa: Finalizado este ciclo, este encuentro en el que hemos superado pruebas, aprendido nuevas lecciones, toca regresar a casa, al mundo cómodo del que salimos, pero ya no somos igual que cuando partimos.

Una de nuestras misiones, es mostrar todo lo recibido y todo lo aprendido a los demás, a nuestro entorno.

El héroe dormido en nuestro interior, al fin ha resurgido y, desde el corazón y no desde el ego prepotente, ha de ser puesto al servicio de los otros.

Quizás nos convirtamos en mentores, tal vez en espejos o quizás algún día, seremos el Maravilloso Mago de Oz, para alguna Dorothy “perdida en su búsqueda del camino a la olla de oro, al otro lado del arcoíris”.

Feliz viaje a todos y espero veros en el camino.

 

© Marilar Ruiz 2015 (“El viaje del héroe: al encuentro de tu alma”)

 

The following two tabs change content below.
Marilar Ruiz
Profesora · Formadora de Equipos · Conferenciante · Orientadora Emocional , Asesora Empresarial
Marilar Ruiz

Latest posts by Marilar Ruiz (see all)

Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies